Andorra, el paraíso de los esquiadores



Aunque solo dispone de 468 km2, el Principado de Andorra se encuentra en una posición privilegiada, en pleno centro de los Pirineos. Esto le permite ofrecer una gran variedad de pistas de esquí perfectas para los amantes del deporte. Más concretamente, en el país podrás disfrutar de más de 300 quilómetros esquiables divididos en dos zonas.


Por una parte, está la zona de Grandvalira, que dispone de 6 sectores ubicados en Encamp, Canillo, El Tarter, Soldeu, Grau Roig y Pas de la Casa y cuenta con más de 400 instructores para los que quieran iniciarse a los deportes de nieve de manera segura.

Por otra parte, está la zona de Vallnord, que cuenta con los sectores de Pal-Arinsal y de Ordino-Arcalís, repartidos en 93 quilómetros de pistas para todos los niveles.


Además, el país también dispone de 15 quilómetros de pistas de esquí de fondo en la parroquia de Sant Julià de Lòria, lo que hace de Andorra el lugar perfecto para todo tipo de actividad de invierno.