ANDORRA LA VELLA

CAPITAL DE LOS PIRINEOS

Andorra la Vella es sinónimo de modernidad, dinamismo y crecimiento. Es la capital del país y gran parte de su oferta se concentra en el comercio, la restauración y la hostelería. Sus calles principales son una inmensa galería comercial a cielo abierto por donde se puede pasear y disfrutar de la vida turística y de ocio que desprende la parroquia.

 

Andorra la Vella también es un gran núcleo cultural a través del Teatro Comunal, La Llacuna y el Centro de Congresos, espacios donde siempre se celebra alguna actividad lúdica o artística.