El parlamento andorrano



El Consell General de Andorra es uno de los parlamentos más antiguos de Europa. Fue creado en 1419, cuando los dos copríncipes de Andorra, el Obispo de Urgell y el conde de Foix, deciden que los andorranos tendrán el derecho de escoger a sus representantes. En el momento de su creación, el parlamento lleva el nombre de Consell de la Terra (Consejo de la Tierra), un nombre que se cambiará en la segunda mitad del siglo XIX. Los representantes de cada parroquia se reúnen una vez al año para solucionar los problemas del territorio y su población.


El organismo mantiene su continuidad en el tiempo, pero con dos cambios significativos. El primer cambio llega en 1866, con lo que se llama la Nueva Reforma. Ésta define el número de consejeros por parroquia además de consolidar el nombre de la institución como Consell General. Esta reforma resalta también qué andorranos pueden votar o quién puede presentarse al cargo de parlamentario. El segundo cambio llega con la Constitución andorrana, en 1993. Con esta reforma, la institución se moderniza y se convierte en una figura legitima y con autoridad en el país. En 2011, el Consell abandona la Casa de la Vall y se instala en la nueva sede, ubicada a pocos metros de la anterior.