La Constitución de Andorra



Ratificada por el pueblo andorrano el 14 de marzo de 1993, la constitución de Andorra es un documento clave en la historia del país. Este escrito reafirma y certifica la soberanía del Principado y su independencia.


Fue redactada por tres miembros esenciales para el microestado. El primero fue el Consell General de Andorra, que representa el poder legislativo del país. El segundo actor fue una delegación del obispo de Urgell. Por último, participó en la composición una delegación en nombre del copríncipe francés.


La constitución se estructura en 9 partes que tratan sobre los diferentes aspectos relevantes para el funcionamiento correcto del país. Este documento consolida a los dos copríncipes, el obispo de Urgell y el presidente de la República francesa, como jefes de estado, aunque el poder ejecutivo se otorga al jefe del gobierno andorrano.


La constitución entra en vigor el día de su publicación, el 28 de abril de 1993, pero es el 14 de mayo el que ha pasado a ser el día representativo de este momento. Es incluso uno de los 4 días al año en los que cierra el comercio en todo el país.